Hacemos realidad tus sueños de viajar

VIAJAR: MI VERBO MEJOR CONJUGADO

IMG-20160806-WA0002“Si algo bueno te pasa… VIAJA para celebrar. Si algo malo te pasa… VIAJA para olvidar. Si nada te pasa… VIAJA para que algo te pase”, han sido las palabras que muchas veces apropiaba como “excusa” para aprovechar una escapada y disfrutar de las experiencias únicas que te ofrece un destino en particular.

Me acuerdo como si fuera ayer unas vacaciones que hicimos con mi grupo de amigas del master (que a propósito hoy por hoy seguimos compartiendo una linda amistad), en el bello país en forma de bota y cuya fama de buena gastronomía cautivó nuestros sentidos. Les prometo que solo fueron los buenos platos de pizza y pasta que enloquecieron nuestro paladar y nos incitaban a seguir probando más y más de esa hermosa cultura de personas cálidas, amables, apasionados y enamorados de la vida.

Lo único realmente confirmado fue el billete de ida desde el Aeropuerto de Barajas en Madrid hacia el Aeropuerto de Malpensa en Milán y una habitación que compartimos las 5, en algún lugar de esta capital económica con aire de metrópolis moderna.

Una noche aquí, otra allá, una no sabemos dónde y esto era lo mejor, irnos a una estación de trenes y tomar el siguiente billete con destino a “lo más próximo en salir”, donde las experiencias y recuerdos memorables se apoderaron de nuestra cabeza. No era por los tragos de más que probábamos, ni muchos menos por recrearnos la vista con tanta gente linda, sino porque cada rincón merecía una foto, cada paisaje merecía nuestra atención. Más aún aprender del italiano el amor por compartir momentos en familia, amigos, comer su exquisitez y frescura en especialidades gastronómicas, beber su limoncello y nocino y socializar, es el plan ideal de esta maravillosa cultura del país en forma de bota.

Sitios como Florencia, Pisa, Venecia, Roma, Milan, Bologna y Livorno, fueron algunos de los sitios que recorrimos y vivimos en su día a día y en su día y noche. Recuerdos que me llevo desde entonces y para siempre. Una herencia que nadie podrá quitarme; cientos de fotos que recrean esa gran experiencia de viaje; el dinero mejor invertido; una amistad más fortalecida entre amigas.  Y así como comencé este escrito, VIAJAMOS para celebrar las fechas navideñas, VIAJAMOS y olvidamos malas experiencias o recuerdos frustrados, VIAJAMOS para que nos sucediera algo diferente… adentrarnos en un “libro de historia”, de monumentos, de arte, de lagos y playas, de una gastronomía apetecida, de museos y gente linda y esos recuerdos grabados en mi memoria que nadie borrará.

 

About the Author
  1. Evelyn Reply

    Definitivamente me motivan tus palabras hija… ya casi salgo a emprender un viaje parecido! Gracias a tí y tu agencia por hacer de mis viajes un recuerdo especial. Todo listo y como me dijiste, una maleta pequeña y vacía que iré llenando en cada ciudad que visite.

  2. Aleja Reply

    Olvidaste mencionar lo atractivo que son los hombres. Los más sexies del continente :p

  3. Thomas swiftlautner Reply

    I would like to read it but in english. Thank you girl

Leave a Reply

*